Sinopsis:

La película empieza mostrando a Lucas, inyectándose la vigésimo quinta dosis de testosterona.

Pronto comienzan a gustarse, pero Lukas teme poner en peligro la relación si le revela su verdadera identidad (transexual). Lukas tiene un gran problema con su cuerpo: si bien su rostro, brazos, maneras y gestos, son los propios de un hombre, todavía no pudo realizarse una mastectomía para extirparse los pechos, y esto lo obliga a llevar montones de camisetas y abrigos para ocultarlos. Una de las escenas más impactantes y simbólicas de la película ocurre en un bar nocturno, cuando Fabio, luego de enterarse de la transexualidad de Lukas, lo rechaza cruelmente y le dice que no quiere que nadie se burle de él y que «no le gustan los travestis», mostrando no solo una actitud transfóbica hacia las personas transexuales y travestis, sino también egoísta. Ni siquiera se preocupa por cómo está Lukas después de que todos se hayan enterado de su secreto.

Comentarios