¿Una obsesión amorosa? 

 
¿Quién
no ha pasado por eso? Seguramente la mayoría hemos tenido un amor imposible o
complicado y hemos llegado de al punto de la obsesión.
Yo les contare mi historia:
Hasta
hace unos días salí a un bar con un amigo, fue ahí donde conocí a Fer. Desde el
primer momento nos gustamos, fue algo especial, platicamos un poco y convivimos
con los demás. La segunda ves que coincidimos en el lugar siguió la química, al
día siguiente me contacta por WhatsApp, y ahí empezamos a platicar. Para esto
yo sabía que tenía una pareja con quien tiempo atrás habían vivido juntos, pero
que la relación estaba mal y que de su parte ya quería terminar pero que le
daba miedo la soledad.
A
los pocos días nos pusimos de acuerdo para salir, y así fue. Por algunos días salíamos
a lugares y platicábamos, tratando de conocernos, jamás olvidare el primer día
que fuimos a un parque a conversar, todo parecía ser hermoso. Nos mirábamos
todos los días, nos abrazábamos, nos besábamos e incluso llegamos al
agasajo. 
En
pocas palabras yo quería algo muy enserio con él, lo idealice tanto, en su
momento estaba seguro que era el novio que yo quería y porque no, hasta en un
futuro con quien compartiría mi vida.
Conforme
paso el tiempo yo empecé a sentir algo por él, pero él no se decidía a terminar
con su pareja, incluso sabía que el fin de semana se miraban porque era lo lógico,
la pareja vivía en casa de sus papas a quienes visitaba, llego el momento en
que quise parar todo porque no quería terminar dañado.  Fue muy difícil,
yo ya me estaba encariñando y acostumbrando a él.
Tiempo
después me vuelve a hablar y tratamos de retomar las cosas, así ha sito todo el
tiempo ya, todo lo bello se transformó en algo difícil de llevar. Los dos
tenemos carácter fuerte, somos muy sentidos y el orgullo nos gana. Hasta el día
de hoy, el sigue con su pareja, decidieron tratar de salvar su relación, y
hasta el último día que mire a Fer me dijo que ya estaban bien pero que no quería
dejarme de hablar y que cuando coincidiéramos con amigos en común platicáramos
y no estuviéramos como dos desconocidos.
Aunque
han pasado días yo sigo pensando en el todo el tiempo, estoy pendiente si está
conectado o cosas así. Yo ya me di cuenta que no fui lo suficientemente
importante para terminar su relación, sé que le gusto, pero no sé qué hacer
para sacarlo de mi mente, yo bien podría seguir con él y ser su amante pero no
soy así. No si seguir cerca de él y seguir luchando por algo con él, o
distanciarme de una ves de él.
Sin
duda es una obsesión difícil de llevar. Cuenten la suya!

 

Comentarios